El hormigón rayado o barrido es una técnica que se aplica al acabado de la solera de hormigón y que no modifica de ningún modo las características de durabilidad y resistencia que tiene este material. Es una forma sencilla y quizás la más económica si lo que se requiere es un suelo resistente y duradero con una superficie rugosa en extremo, antideslizante para zonas de mucho tránsito y al mismo tiempo con un aspecto uniforme y decorativo.

Esta superficie de hormigón rayado es ideal para zonas de mucho “trote”, zonas muy transitadas tanto por personas como por tráfico rodado o maquinaria tales como caminos, rampas, estacionamientos, veredas, sendas rurales, naves industriales etc. Es excelente su utilización en granjas o explotaciones agrícolas donde es necesario tener una superficie que permita el uso prolongado, casi brutal del suelo, y la evacuación de agua. De limpieza fácil, higiénica y efectiva, al mismo tiempo muestra siempre un aspecto aseado y pulcro, cuidado, por muchas y muy variadas formas en que este pueda utilizarse.

Características del hormigón rayado

El hormigón rayado o barrido, como su nombre indica, es una técnica de barrido que se realiza a través de una herramienta especial como los llamados peines o rastrillos texturizadores. Estas herramientas se aplican al final de todo el proceso de instalación y le otorga al suelo ese aspecto rayado característico en la superficie, creando pequeños surcos que le confieren el agarre necesario al suelo. Cuando se requiere un tipo de rayado de mayor margen entre los surcos, se puede usar un molde metálico especial de dos centímetros de ancho y con un centímetro de profundidad, lo que da una mayor relevancia a los canalillos del rayado.

El mantenimiento de este suelo es prácticamente inexistente puesto que ya está diseñado para lugares de mucho desgaste y solo necesita la misma limpieza habitual, incluso en ocasiones mucho menos, que las que puedan realizarse en las instalaciones donde esté situado. Por otro lado su dureza, de hormigón armado, su poco desgaste y su tolerancia a las inclemencias meteorológicas en el exterior lo convierten en un suelo casi eterno, proporcionando las mismas prestaciones que el hormigón pulido o el hormigón impreso salvo que con una decoración más práctica.

Instalación del hormigón rayado

La instalación del hormigón rayado no difiere en nada a la de otras soleras de hormigón, como pueda ser el hormigón pulido, también muy usado en comercios y naves industriales, o el hormigón impreso, mucho más decorativo y que suele ponerse en zonas públicas o en lugares donde la estética debe ir a la par de la durabilidad y la resistencia.

Como con ambos tipos de hormigones, lo primero que realizan nuestros operarios en un exhaustivo reconocimiento del terreno para encontrar elementos que puedan entorpecer la instalación de la solera o provocar grietas a largo plazo, ya sean piedras, raíces, desniveles, alcantarillados, bocas de riego, conductos etc.

Una vez con el terreno completamente nivelado y con los márgenes marcados para las instalaciones que puedan existir en cada modelo de negocio y los propios de la dilatación de los materiales, se procede a extender una solera de hormigón de alrededor de los ocho centímetros de grosor. Sobre esta primera solera básica, se añadirán las fibras de polipropileno y el mallazo metálico que nos va a permitir armar el hormigón y evitar la aparición de grietas o descamación del suelo. Solo cuando se han instalado ambos elementos se procede a extender la última capa de hormigón con una textura un poco más gruesa en el granulo de la arena que lo conforma. Eso nos permitirá que queden unos surcos mejor definidos.

Este último revestimiento, aunque parezca el más superficial, es el más importante ya que es en ella, en la llamada capa de rodadura, donde van a estar los materiales de mayor calidad, donde se va a proceder al fratasado mecánico, a añadir los colores que desee el cliente y donde luego se tiene que proceder al rayado. Esta última capa, de características más especiales por su mezcla de arena y cemento debe dejarse secar un poco antes de proceder al barrido de la misma. No es necesario que el hormigón esté muy fresco, como es el caso de las soleras de hormigón semipulido, pero sí es cierto que se necesita que haya comenzado a fraguar, de forma que se pueda dejar marcado el surco sin que éste asiente de nuevo a su forma más húmeda.

Como en todas las formas de hormigón, el hormigón rayado o barrido debe ser instalado por especialistas en este sector si se quiere asegurar un trabajo de calidad. Saber el momento óptimo para cada tarea, conocer el estado del hormigón teniendo en cuenta las características tanto de la zona como del material y su correcta ejecución es algo que solo las empresas con experiencia y años en el sector, como Hormisoldecor, pueden lograr.

Si estás pensando en instalar hormigón rayado en tu empresa o en el exterior de tu vivienda, nosotros ponemos a tu disposición todos nuestros años de experiencia en todo tipo de instalaciones de hormigón para que puedas hacer realidad el proyecto que necesitas. Pídenos presupuesto sin compromiso y estaremos encantados de poder ayudarte.

En Hormisoldecor te informaremos de forma detallada de todos estos aspectos y adecuaremos un presupuesto que cubra todas tus necesidades. Ponte en contacto con nosotros para recibir información sin compromiso

Últimas Noticias

Conozca las últimas noticias sobre
hormigón impreso, hormigón pulido e impreso vertical y escaleras
en HormiSolDecor

contraste acabados

Hormigón impreso: creando ciudades accesibles

Son muchas las zonas de la cornisa cantábrica que están trabajando para convertir las ciudades y los pueblos en lugares más accesibles para la ciudadanía. Localidades que tratan de aportar a sus vecinos unas calles con menos ruidos, en zonas peatonales con una mayor seguridad y accesibilidad, y para ello han elegido como pavimento el […]

pavimentado

Comparativa: ventajas y desventajas del hormigón pulido

Cada vez más el hormigón pulido está ocupando espacios, tanto en lugares públicos en los que tradicionalmente se ha estado utilizando de forma sistemática, como en suelos de viviendas y en decoración de interiores. Dadas sus múltiples ventajas y su versatilidad, lo que hasta ahora parecía estar reservado a espacios grandes y de fuerte tráfico […]

vista completa de exterior con piscina jardin y acabados

Hormigón impreso en Madrid

Si vives en Madrid y estás pensando en poner hormigón impreso en tu vivienda o en las zonas peatonales de tu comunidad, has llegado a la página indicada. Hormisoldecor es la empresa de Madrid con más años de experiencia y con el mejor precio por metro cuadrado. Si estás buscando instalaciones y empresas de este […]

638 756 778
Lunes a Viernes, 8am – 6pm
info@hormisoldecor.com
Envianos un mail
www.hormisoldecor.com
Especialistas en Hormigón